Porqué se hinchan los tobillos y cómo evitarlo

tobillos hinchados

La hinchazón en el área de los tobillos y pies suelen ser problemas comunes, particularmente en las personas de edades mayores o con sobrepeso; esto sucede porque los líquidos que retiene el cuerpo normalmente tienden a acumularse en esas áreas y causar una notable hinchazón que puede ser indolora o presentar algunas molestias, dependiendo del nivel de gravedad.

Las razones del porqué esto sucede pueden variar notablemente, desde un calzado incómodo, inactividad física y malas posturas corporales, hasta problemas cardíacos severos. Se debe entender que la hinchazón no es una enfermedad en sí, sino más bien un síntoma de algún problema alterno, pudiendo develar la existencia de alguna patología más seria.

Rutinas cotidianas intensas donde se permanezca de pie muchas horas al día, o someterse a viajes largos que te hagan permanecer sentado e inactivo durante mucho tiempo, son dos de las razones más frecuentes para padecer de unos tobillos y pies hinchados, sobre todo durante la noche; esto se debe porque en posiciones rígidas los músculos se contraen haciendo más difícil el tránsito de la sangre por las venas y arterias de la zona, esta incapacidad momentánea para el músculo de relajarse tiene como resultado la sensación de un entumecimiento en el miembro afectado.

Sin embargo hay ciertos aspectos a los que deberíamos atender si sufrimos de constante hinchazón en los tobillos y pies:

La dieta es fundamental en la salud, ya sea si cargas con sobrepeso en tu cuerpo que debilita el soporte de tus pies y tobillos, o si consumes sal en exceso que contribuye a la retención de líquidos en el cuerpo, estos factores van a propiciar la hinchazón en tus tobillos, y no solo eso, sino que pueden significar el inicio de patologías serias tales como insuficiencias cardíacas, problemas renales, hipertensión y diabetes. A su vez, estas enfermedades también pueden presentar entre sus síntomas comunes la hinchazón de los tobillos y pies, como es el caso de las enfermedades renales que causan retención de líquido anormal.

El estilo de vida, aspecto que va de la mano con la dieta alimenticia y que marca un fundamento clave para salud de todos; nos referimos a situaciones polarizadas, personas en condiciones sedentarias, quienes pasan la mayor parte del día sentados y no suelen ejercitarse nunca, normalmente también son personas que mantienen una mala alimentación o sufren de sobrepeso, son propensos a que sufran de estos síntomas de hinchazón; por ello es muy importante formarse una rutina de ejercicio que esté adaptada a la edad y estado físico de cada uno, la idea es adquirir condiciones paulatinamente, pues el ejercicio en exceso también puede conllevar lesiones que queremos evitar.

Si estamos seguros de no padecer de ninguna enfermedad como las que hemos mencionado, podemos recurrir a implementar algunos cambios en nuestro día a día para aliviar los síntomas de los tobillos hinchados; principalmente hemos de intervenir en nuestra dieta, es importante que reduzcamos las cantidades de sal y aumentemos el consumo de líquidos durante el día -sobre todo bebidas diuréticas como el té-, también nos ayudará muchísimo empezar a ejercitar las piernas con la ayuda de rutinas de estiramiento y caminatas cortas si no estás acostumbrado al ejercicio.

Asimismo podemos utilizar medias ortopédicas que nos ayuden a mejorar la circulación de la sangre en las áreas afectadas, así como usar un calzado cómodo que brinde el apoyo necesario para nuestros pies; si tu trabajo te obliga a permanecer muchas horas sentado o de pie, toma cinco minutos cada hora para realizar estiramientos que alivien la tensión de los músculos, y al llegar a tu hogar puedes sumergir los pies en agua fría para disminuir la sensación de la hinchazón.

Si los problemas persisten o empeoran es mejor que te hagas un chequeo médico para de descartar la existencia de cualquier patología grave.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *