Qué es la electroestimulación?

Electroestimulacion

La Electroestimulación es un proceso en el cual se estimulan las fibras de los músculos por medio de impulsos eléctricos creando un movimiento involuntario. Los impulsos eléctricos aplicados por electro estimulador son similares a los que produce nuestro sistema nervioso para mover nuestros músculos, por lo que este proceso puede hacer que los músculos se contraigan  y se relajen artificialmente como si se estuviese haciendo ejercicio aunque la persona esté acostada o sentada.

Los electro estimuladores envían cierta cantidad de Hertzios de acuerdo a los resultados deseados, es decir, que mientras más frecuencia se le aplique al músculo se tendrá un resultado diferente a cuando se aplique menos frecuencia. Por ejemplo: Las frecuencias más bajas que van desde 1 Hz tiene efectos positivos en caso de contracturas en el músculo, las frecuencias medianas como 50 Hz ayudan a crear más resistencia contra la fatiga muscular para los deportistas, frecuencias superiores como 150 Hz  es un estimulante para que los músculos puedan desempeñarse más rápida y fuertemente. Desde luego, entre cada una de estas frecuencias hay aplicaciones físicas diversas.

Los aparatos de electro estimulación puede presentarse de diferentes maneras para distintos propósitos, entre ellos: Electro estimuladores para tonificar el músculo, para darle más volumen muscular, para brindarle mayor resistencia ante al desgaste por actividad física, aumento de la fuerza del músculo al contraerse, incluso otros aspectos adyacentes como la mejora de flujo sanguíneo, tratamiento de dolor muscular, y la producción natural de analgésicos por liberación de endorfinas.

A pesar de que la intensidad de electricidad que se envía al músculo es muy pequeña, se debe de tener asesoría médica antes de utilizar los diferentes electros estimuladores que hay en el mercado, ya que de no saberlo utilizar de manera adecuada puede dar lugar a complicaciones especialmente si la persona no es apta para su utilización debido a alguna enfermedad o situación por la que haya pasado, especialmente aquellas relacionadas con los procesos eléctricos naturales.

Es necesario tener asesoría médica para saber si las personas pueden utilizar un electroestimulador, ya que hay casos en los que no se debería de utilizar, tales como personas con epilepsia, con marcapasos, con problemas cardiacos, embarazadas, personas con tumores o con várices severas, personas que hayan sufrido trombosis, etc.  Tampoco se debe de utilizar cuando no se esté sano, por ejemplo cuando haya fiebre y heridas. También, es necesario saber exactamente donde se deben de colocar los conductores ya que podría haber consecuencias si se aplican sobre la arteria carótida.

La Electroestimulación no sustituye al trabajo físico común, ya que esta no trabaja áreas muy importantes como el equilibrio, el control muscular, la coordinación, ni muchos otros aspectos que se desarrollan con el ejercicio común. Sin embargo, es un excelente complemento ya que la Electroestimulación logra más efecto de contracción que el ejercicio y ayuda a las personas que hacen ejercicio físico a superar algunos aspectos relacionados con el rendimiento, el dolor, la resistencia, la fortaleza, entre muchos más que lograrán aumentar sus habilidades como deportista.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *