Qué es la fotodepilación?

fotodepilacion

La fotodepilación es un tratamiento estético que consiste en eliminar el vello de forma temporal  por medio de ondas lumínicas.  Este tratamiento es aplicado por medio de aparatos que pueden producir energía procedente de la luz  como el láser y la luz pulsada, ambos se producen de la misma manera pero son emitidos con diferente longitud de onda.

Este tratamiento es ideal para quitar el vello del cuerpo sin tener que recurrir a métodos clásicos como la cera caliente o el arranque del bello manualmente, aunque este tratamiento puede eliminar el vello de manera prolongada, existen folículos nuevos que con el tiempo se activan, por eso es necesario tener en cuenta que no hay un tratamiento de depilación permanente, sin embargo, la fotodepilación trabaja sobre los folículos activos eliminando todo rastro de vello en un instante y aunque se termine el tratamiento, es necesario hacer tratamientos de manutención aunque estos suelen ser en menor medida.

Antes de iniciar las sesiones de fotodepilación, se debe de acudir al centro de belleza de más confianza, donde un especialista valore las condiciones de su piel, la compatibilidad del tratamiento y se determine la cantidad de sesiones a realizar de acuerdo a la cantidad de zona a tratar, también es importante hacer mención de cualquier aspecto del paciente, por ejemplo si se está tomando alguna medicación o se encuentra en embarazo o lactancia, ya que son factores que pueden presentar incompatibilidad con el paciente debido a que están contraindicados.

Si el paciente también tiene alguna enfermedad o trastorno de la piel como vitíligo, queloides o derivados, también es recomendable que no se realice una fotodepilación ya que puede atraer consecuencias en la piel muy sensible a la luz, esto incluye algunos fototipos de piel que no puedan llegar a ser compatibles. También es importante que la piel se encuentre saludable al momento de acudir a una fototerapia, sin heridas, irritaciones, etc. es necesario acudir bajo los lineamientos que se establecen durante la cita de valoración, ya que si la piel contiene otras sustancias como desodorantes, puede causar algún efecto al momento de realizar la depilación.

La sesión consta de la utilización de un aparato que libera energía lumínica a través de un mando que es colocado directamente en la superficie de la zona que se desea depilar, dicho mando libera una luz que al estar en contacto con la melanina del vello, esta se quema por completo llegando hasta el nacimiento y destruyendo las células que la vuelven a producir. E vello se caerá por sí solo al cabo de 10 días después de la fotodepilación aproximadamente.

Este tratamiento también puede realizarse en las zonas más sensibles de la piel, por ejemplo en las axilas o en las ingles donde más se necesita depilación, también en zonas menos sensibles como las piernas, en cualquiera de estas zonas y más, se puede realizar el tratamiento completamente seguro. Sin embargo, es necesario evitar zonas mucosas por ejemplo, dentro de las fosas nasales, dentro del oído, en la parte interna vaginal o las pestañas y cejas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *